9,8,7.. #EstarPresente

“Ayer es historia, mañana es un misterio, pero el hoy es un regalo, por eso lo llamamos presente” Maestro tortuga Oogway -Kung Fu Panda I-

El otoño acaba de llegar y mi corazón vive todavía un verano tardío. Me gusta el verano porque es la estación de la luz, la estación donde se muestra en extremo el color, los sonidos, la temperatura ..Pero sobre todo, me gusta el verano porque comienza el período más lúdico de mi lado del mundo, en verano el tiempo se ralentiza y nos permitimos un ritmo cardíaco más sosegado. No hay cole, las jornadas laborales se secciona para muchos…y con los días más largos, hay más tiempo para pensar, más tiempo para cuidarnos y más tiempo para pasar con los seres queridos.

Empecé a dibujar este post una noche de estrellas del pasado verano.. una noche estrellas en un lugar del que sí me quiero acordar, Palma de Mallorca.

El texto rezaba así:

Noche llena de estrellas, el cielo parece estar pintado de briznas de vida, mi trenzas revolotean  por la fuerza de la corriente de aire en nuestro coche descapotado,  conforme el coche avanza por la carretera comarcal abandonamos cientos de años de historia. En el trayecto, nos rodean casas de campo mediterráneas salpicados de miles de  historias de agricultores , olivos, almendros y  naranjos..  que surten de vida  las indiferentes  vacas y ovejas.  Es más de medianoche y  aún resuena el mar en mi piel, impreso quedo en mi tras el último chapuzón de la jornada. Estoy aquí.

20160724_210145

Llevaba dos días en Palma de Mallorca y por fin, tras horas de agradable conversación, buena mesa y un paisaje espectacular, conseguía disfrutar al 100% de lo que estaba viviendo. Un disfrute sin concesiones sin whatsapp, sin instagram, sin facebook, sin necesidad de contarle a nadie más lo que estaba viendo, estaba ahí si más.

48 horas después cuando cogí el avión de vuelta a Madrid, un leve temor se apoderó de mí. El miedo a perder de la certeza de que la vida se construye minuto a minuto, el miedo a perder la felicidad y el sosiego que genera el vivir bajo el lema de “carpe diem”.

A esas alturas, me preguntaba si era necesario alejarme de Madrid y de la rutina para tener esa sensación de plenitud.  La respuesta era, No. Pero lo cierto es que a veces se me olvida. El ritmo frenético de trabajo y la autoexigencia de dar pasos hacia el futuro cada día me distraen en mi afán de estar atenta  y escuchar.

Mi curiosidad temprana y el devorar continuo de libros hizo que pronto desarrollara cierta capacidad para comprender la naturaleza humana y  su diversidad. Encontrar el equilibrio entre mi yo reflexivo y mi yo torbellino fue algo complicado; mostrar a los demás mi yo más atento costosísimo, pero finalmente gracias al entrenamiento en mi formación como coach logre ejercitarme y posteriormente integrar dentro de mi persona el arte de  la escucha y la atención plena.

¿Por qué tanta querencia con estos dos conceptos?

Pues porque ambas competencias son básicas para el mantenimiento de relaciones saludables tanto en el entorno personal como en el profesional, con ellas además logramos que nuestra comunicación sea efectiva, con ello nuestro liderazgo adquiere otra dimensión.

 

prueba

Escuchar

Cuando menciono  la escucha no hablo del acto reflejo de atender a los estímulos que recibimos a través de nuestros órganos auditivos, no me refiero a la actitud reactiva de recibir la información del otro y filtrarla con mi vivencias para posteriormente devolver una opinión, con escucha me refiero a LA ESCUCHA en mayúsculas, llamada escucha empática en muchos manuales especializados.

Este tipo de escucha, poderosa y efectiva, se caracteriza porque en ella recibimos la información sin emitir juicios, en este nivel se procesan la información  teniendo en cuenta el lenguaje, la emoción y los movimientos corporales del interlocutor, por ello, va más allá de las palabras. Este nivel de escucha requiere estar presente.

¿Qué significa estar presente?

Estar presente significa vivir el ahora, es algo más allá de mi ocupar un lugar físicamente p completar una agenda. El estar presente es consecuencia de la atención plena, lo que se llama Mindfulness. Hoy en día parece que este término en inglés es el apellido de muchos escritos, cursos y conversaciones.

La primera vez que oí el término fue en una charla  en la sede corporativa de mi compañía, la percepción generaliza había sido la de haber recibido una velada  una sesión sobre budismo para ejecutivos en apuros.En esta charla nos hablaban de la práctica del mindfulness como una parte de la meditación tradicional budista.

Tras unos meses practicando unos sencillos ejercicios y recomendaciones aparentemente triviales: Intercalar duchas de agua fría con caliente,descansos cada  hora de trabajo, masticar los alimentos más de 20 veces y saborearlos, realizar las tareas de una en una sin aceptar distractores,  anotar lo que me había provocado disgustos al final del día, no acercarme a ningún dispositivo móvil hasta al menos 30 minutos más tarde de haberme despertado…   Me convencí de que la meditación podría permitirme: (como he observado en personas de mi entorno) una mayor regulación emocional, seguir mejorando mi escucha e incluso fortalecer mi salud.

Encajar la meditación como una rutina diaria para muchas personas es una ardua tarea pero no imposible. Afrontar una  reunión compleja, la conversación con un colaborador desmotivado o una conversación delicada con tu pareja cambia completamente cuando se aborda desde el sosiego, la conexión emocional y la confianza de que ambos interlocutores se escuchan con el mismo grado de compromiso.

 

Para los expertos para la ventajas de la práctica son claras, pues: “Quien está presente, afina su intuición y sabe distinguir lo verdadero de lo que no es. Aquel que disfruta cada momento es más feliz y se arrepiente menos, pues entiende que equivocarse es parte del aprendizaje”

¿ Te animas?

Imágenes: Elaboración propia/Pixabay/ Facebook

Referencias: “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” _ Stephen R.Covey;  “Plenamente”_ Andrés Martín Asuero; “El poder del ahora”_Eckhart Tolle

 

 

Anuncios